jueves, 26 de noviembre de 2015

La Homologación del Salario Mínimo ¿Su Impacto?

L.C.P. y L.D. Arturo H. Aldana López

   El 30 de Septiembre de 2015 la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos dio a conocer por medio de la publicación en el Diario Oficial de la Federación, la unificación de los salarios mínimos generales y profesionales en una sola área geográfica, integrada por todos los estados de nuestro país y el Distrito Federal.

Misma que entro en vigor el día 1 de Octubre de 2015, en donde se establece que el salario mínimo general aplicable a nivel nacional es de $70.10 pesos; en esa misma resolución se integran las cantidades correspondientes a los profesionales, oficios y trabajos especiales y de esta manera queda suprimida la zona B. 

Esta medida mejora las percepciones principalmente de los trabajadores de la zona B toda vez que tendrán una mínima, pero al fin mejoría en la base de su salario,  aunque  se queda muy alejada de cubrir las necesidades básicas de la clase trabajadora. 

Qué bien  que se homologue  el micro salario base, ahora es imperioso que se trabaje en incrementarlo, ya que esta cifra por más que los cerebros al interior de la Comisión de Salarios Mínimos calculen que es suficiente para adquirir lo mínimo indispensable y que pueda vivir con éste el trabajador y su familia (quisiera ver que estos integrantes de la Comisión vivieran con el mínimo que ellos fijan)  pues en realidad se puede comprobar no sirve para eso. 

Basta sacar un cálculo sencillo de un trabajador que para llegar a su trabajo en la zona metropolitana de Guadalajara, tiene que tomar hasta ocho autobuses de su casa al trabajo y de regreso, es decir que solo de transportación gasta $56.00, quedándole una irrisoria cantidad de $14.10 al día de la cual tiene que realizar sus gastos de alimentación, vestido y recreación. 

Pues claro que esto es una burla, es necesario que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos cumpla con su misión para la que fue creada y que a la letra dice: “Establecer las bases y los elementos para que los salarios mínimos generales y profesionales eleven el nivel de vida del trabajador y su familia, propiciando la equidad y la justicia entre los factores de la producción que reconozcan y valide el respeto a la dignidad del trabajador y su familia.” 

No es justo que este tipo de organismos públicos descentralizados que viven de los impuestos que pagamos todos, no cumpla con su cometido y sobre todo desobedezca su mandato legal establecido en el artículo 94 de la Ley Federal del Trabajo. Es necesario gozar de un salario mínimo ajustado a las necesidades reales  de todos los mexicanos que trabajamos en este país.

--
Arturo H. Aldana López es Licenciado en Contaduría Pública por la Universidad de Guadalajara, Licenciado en Derecho por la Universidad del Valle de Atemajac, Trabaja como asesor Fiscal, Legal y Administrativo para diversas Empresas y Organizaciones Sindicales.

Cese Laboral: Principales Aspectos que Conocer

L.C.P. y L.D. Arturo H. Aldana López

   Primero que nada debemos conocer cuáles son las causas de terminación de una relación laboral mismas que se encuentran en la Ley Federal del Trabajo artículos 47,51 y 53 que establecen que toda relación de trabajo puede concluir por: Mutuo consentimiento y renuncia, vencimiento del término de la obra a la que se sujetó el contrato, inhabilidad física o mental del trabajador que haga imposible la prestación del servicio pactado, fallecimiento del trabajador, terminación colectiva de las relaciones laborales, rescisión, y por no acreditar el subordinado las aptitudes requeridas para el puesto, todo esto tras el vencimiento del período de prueba o de capacitación inicial según se trate. 


IMSS.

   El patrón tiene la obligación de presentar el aviso de baja ante el Instituto Mexicano del Seguro Social dentro de un plazo no mayor a los cinco días hábiles a partir de aquel que se termine la relación laboral, aun así el asegurado y sus beneficiarios conservan sus derechos durante las ocho semanas posteriores a su baja, el derecho a recibir la asistencia médica y de maternidad, quirúrgica, farmacéutica y hospitalaria necesaria, siempre y cuando hubiese cubierto ocho cotizaciones semanales ininterrumpidas antes de su baja. 

En caso de trabajadoras embarazadas que son dadas de baja antes del inicio de su incapacidad prenatal, tienen la facultad de gozar de las prestaciones médicas pero no así del subsidio que el organismo cubre a las madres aseguradas, si la baja se da por el fallecimiento del trabajador el IMSS de acuerdo con la causal del deceso, ofrece las prestaciones que en especie y en dinero  tuviesen derecho los beneficiarios. 

En lo que respecta al INFONAVIT aquellos trabajadores que dejan de estar vinculados a una relación de trabajo y tienen un crédito, deben cubrir directamente las amortizaciones correspondientes, mas cuentan con la facultad de pedir prorroga en los pagos de las amortizaciones, por concepto de capital e intereses del empréstito proporcionado por el instituto hasta por 12 meses consecutivos o 24 como máximo durante la vida del crédito.


HACIENDA.

   Conforme a lo establecido en el artículo 94 de LISR las Personas Físicas que reciban ingresos a causa de la terminación de la relación laboral, deben considerarlos como ingreso acumulable. Cuando se realiza el pago por cese se generan una serie de obligaciones fiscales para los involucrados, la empresa deberá retener el ISR y además enterar el impuesto sobre nóminas, por su parte el trabajador deberá presentar su declaración anual para manifestar este tipo de ingresos.

--
Arturo H. Aldana López es Licenciado en Contaduría Pública por la Universidad de Guadalajara, Licenciado en Derecho por la Universidad del Valle de Atemajac, Trabaja como asesor Fiscal, Legal y Administrativo para diversas Empresas y Organizaciones Sindicales.